Skip links

Sigma y los héroes sin capa

Share

Abel Herrero es un fontanero de 29 años que, colabora desde hace más de una década, con #SigmaReparaciones, empresa del Grupo Multiasistencia. Es la segunda generación de profesionales que presta servicios con nosotros ya que, su padre atendió servicios de Multiasistencia durante más de 20 años.

Durante el estado de alarma sale cada día a seguir con su labor, encomiable, de hacer que #LosHogaresNoSeParen y atiende servicios de fontanería en diferentes barrios del centro de Madrid.

Va perfectamente protegido con su #EPI y cuida mucho su seguridad y su salud, así como la de los asegurados a los que visita. En estas semanas ha visitado a muchas familias, pero en palabras suyas “no tengo miedo, yo soy más fuerte que el bicho”.

Su mujer y sus tres niños le esperan cada día al final de la jornada para que les cuente cómo ha ido el día, él obvia los detalles y solo cuenta lo más positivo y gratificante para que ellos no tengan miedo por él. Lo que no olvida contarles son las anécdotas buenas, esas en las que las cosas salen bien como en las películas. En la charla que mantenemos con él, no pasa por alto la mejor para él, aquella mañana que se cruzó con un equipo de la UME, ese cuerpo al que admira por encima de otros, y les pidió que le regalasen un traje de seguridad. Aquel día lo usó con más orgullo si cabe.

Tampoco ha podido borrar de su memoria a un matrimonio que tenían una fuga de agua y que provocaba daños a sus vecinos. Nuestro asegurado, en este caso el perjudicado del siniestro, no sabía cómo resolver el problema. Ahí llegó Abel, se protegió más incluso, precintó su traje, colocó protección extra en sus pies y utilizó varios pares de guantes y entró en aquel hogar a hacer una reparación de urgencia y hasta recogió el agua de la casa y de las zonas comunes. Cuando acabó, nos cuenta con emoción en la voz, “todos los vecinos del edificio salieron a aplaudirme a los balcones, eran las 19.45 y ese día los primeros aplausos fueron para mí”

Abel es amigo de los policías de su zona. Muchos de estos profesionales saben que a quién llamar cuando alguna familia sin recursos y sin seguro tiene un problema con la fontanería, ahí está él, nos relata orgulloso. Tiene soluciones y recursos para todo. Es un todoterreno.

Si le preguntamos por su peor recuerdo de las últimas semanas no tiene dudas: el sonido de las sirenas incesantes en un Madrid desierto en el que ni siquiera debía pararse en los semáforos para facilitar el paso a ambulancias, policías o al ejército. También recuerda con estupor los cientos de coches fúnebres que recorrían la ciudad a diario y los atascos en las proximidades del tanatorio de la M-30.

Abel es otro de los héroes de esta pandemia. Es otro ejemplo de servicio, solidaridad y calidad humana. Desde Sigma Reparaciones y Multiasistencia nuestro reconocimiento y nuestros aplausos de hoy.

Join the Discussion